Con la tecnología de Blogger.

Introducción a la Odontopediatria

 

Una de las características más llamativas de la actitud de la población general es su creciente concientización sobre lo importante que es la prevención en lo que a la salud oral se refiere.

 Odontopediatría

Bajo el concepto de "prevención" se agrupa una amplia diversidad de consideraciones de todo tipo: sanitarias, económicas, sociales, culturales, etcétera; y no cabe duda de que, la salud es algo prioritario en el conjunto de todas ellas, la prevención en esta área debe comenzar durante el desarrollo temprano del individuo.

 

De la misma manera que se somete al recién nacido a un examen rutinario por parte de un especialista, el pediatra, que certifica el estado de salud del recién llegado y lo atiende en sus primeros años de vida y hasta la adolescencia, debería revisarse también la dentición del niño. En efecto, es muy importante que la boca y los dientes, que tanta relevancia van a tener a lo largo de su vida, reciban la atención de un especialista. No obstante, esta parte de nuestro organismo nos permite llevar a cabo estas funciones y de forma tan rutinaria, que muchas veces se pierde la perspectiva de la influencia que tiene en la vida de cada uno de nosotros.

 

Cronológicamente, la Odontopediatría es la primera actividad odontoestomatológica con que entran en contacto las personas (en otras palabras el odontólogo con especialidad en odontopediatria es el que atiende los problemas bucales de la población infantil). Es, pues, responsable de establecer un vínculo positivo y duradero entre la población infantil, sus padres o tutores, y los profesionales de la Odontoestomatología, y es necesario el apoyo afectivo de todos ellos.

 

Los dentistas mexicanos, somos conscientes de la trascendencia, sobre todo en la actualidad, de que nuestra profesion sea justamente reconocida y valorada. De ahí que seamos nosotros mismos nuestros primeros y más severos críticos, y que no perdamos la ilusión por el aprendizaje, tanto del manejo de las más sofisticadas técnicas como de lo que nos aporten los comentarios de los compañeros, los pacientes o cualquier otra persona que pueda enriquecer nuestra experiencia odontologica.

 

Sabemos que otra de las funciones de la Odontopediatría, además de la inherente a nuestro oficio de ofrecer a los pacientes la atención que precisan, es informarles y formarles sobre los cuidados de los dientes, con la dedicación y el esmero que se merecen. En resumen, hay que ofrecerles buen trato y buen tratamiento.